© 2016 Pie Vital.                                                                                                                                                                                                         Creado por Nubecreativa

Hongos en las uñas

Hongos en la uña: La onicomicosis es una infección micótica que se presenta muy frecuentemente.

 
La onicomicosis puede tener resultados significativamente negativos en lo emocional y social pudiendo los afectados experimentar vergüenza, ser tratados como personas con malos hábitos de higiene, como probables fuentes de infección para sus compañeros y amistades, esto afecta su autoestima y los aísla social y laboralmente.


Se han identificado numerosos factores predisponentes como: oscuridad, climas húmedos y cálidos, traumatismos ungueales, edad avanzada, historia familiar, pobre estado general de salud (Ej.: Diabetes Mellitus mal controlada) Piscinas o duchas públicas, ropa o zapatos apretados, inmusupresion (SIDA), o alteraciones del sistema inmunológico por quimioterapia, trasplantes de órganos y uso de antibióticos de amplio espectro.


Hongos en la piel (dermatomicosis): Es la enfermedad fúngica más común que se presenta en algún momento de la vida del 90% de los individuos. Es una enfermedad de la civilización, ya que el calzado facilita su desarrollo, a la vez que los calcetines de fibra no absorbentes también son factores que aumentan el calor y la humedad, ambos factores predisponentes para el desarrollo de los hongos.
Se produce por contacto directo e indirecto.


Son factores predisponentes el Calor y humedad, zapatillas, panty, calcetas, calcetines de nylon, usar el mismo calzado todos los días, hiperhidrosis.

Existen 4 tipos que son los más comunes que se pueden encontrar en la piel del pie:

Dermatomicosis Intertriginosa: Presenta maceración, fisuras, descamación, produciendo sensación de quemazón o prurito (picazón), puede afectar todos los espacios interdigitales. En ocasiones no se encuentra tan localizado, sino que se extiende al dorso y a la planta del pie, en especial con descamación y fisura.


Dermatomicosis Vesicular o ampollar: Presencia de vesículas en la zona del istmo con tendencia a subir hacia a los maléolos, las lesiones pueden ser aisladas o agrupadas, presentan halo eritematoso (que rodea las vesículas), en algunos casos descamación en torno a la vesícula. Contienen liquido seroso las que pueden infectarse (infección mixta) hongo – bacterias.


Dermatomicosis Mocasín: Presenta descamación en forma de papel (laminas de tejido corneo) esta descamación puede afectar a toda la región plantar. El paciente presenta Picazón y sensación de ardor cuando ha realizado una larga caminata.


Dermatomicosis Hiperqueratosica: Presenta queratosis con forma de escama (descamación del tejido que rodea la queratosis. Se localizan manchas micóticas bajo la queratosis. Podemos encontrar presencia de fisuras especialmente en personas obesas. El paciente puede presentar simple picazón, dolor, hasta impotencia funcional (no puede caminar) esta es la más común.


Indicaciones: Realizar secado prolijo con toalla de papel, ducharse con chalas (exclusivas). Evitar el calzado sintético, desinfectar el baño con cloro (actúa por frotación), para que el tratamiento sea efectivo es fundamental eliminar los factores predisponentes.