© 2016 Pie Vital.                                                                                                                                                                                                         Creado por Nubecreativa

Pie Diabético

Aproximadamente el 15% de todos los pacientes con diabetes Mellitus desarrollarán una úlcera en el pie o en la pierna durante el transcurso de su enfermedad. 

La mayoría de las úlceras pueden prevenirse mediante la aplicación de un tratamiento adecuado. Las plantillas ortopédicas cumplen una función de protección y amortiguación, para ello se usa un material exclusivo que ayuda a que el paciente no tenga contacto directo con superficies duras dentro del calzado.

Cualquier lesión en el pie de un diabético requiere una exploración podológica (y del calzado habitual) para detectar la causa de su aparición. Un desgaste excesivo del calzado detecta una mala posición del pie y un desequilibrio de la marcha. Los tratamientos podológicos tienen como objetivo primordial recuperar el equilibrio del pie, de la marcha y de la persona. Debemos evitar puntos de riesgo y proporcionar una marcha más natural. 

Hay que insistir en la necesidad de la aplicación de los tratamientos podológicos para PREVENIR situaciones de mayor gravedad.